25- Límites III

Pienso en habitar una zona de turbulencias y movilidades, el límite condensa bastante más energía que la habitual. La mirada llega y se topa con una pared y allí queda la impronta sutil del recorrido del ojo y los vestigios de corrientes de aire.

Quiero habitar ese lugar que guarda el historial de miradas que buscando un horizonte íntimo se chocaron contra la pared sin verla, con los ojos extraviados; y depositaron en ella suspiros, ilusiones y futurologías.

Necesito transitar esa zona fronteriza interesante por lo que mezcla y por lo que separa; porque contiene y porque es vulnerable, porque me invita y porque expulsa.

Anuncios

~ por Rosa Chalkho en enero 27, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: