44- Danza: escritura efímera

Es el espacio el que gobierna, al menos hoy. No hay nada más que un hueso pellizcando la pared o alguna articulación intentando morder el ladrillo.
La arquitectura detenta el poder y el cuerpo le reclama una porción del discurso. Una columna habita impasible al deseo, mientras la piel peticiona.
En la alteridad viviría lo nuevo, la posibilidad del hueso de ser pensado.
Bailar puede ser poner en pugna las articulaciones con la arquitectura.
Danzar puede ser escribir en forma efímera.

Anuncios

~ por Rosa Chalkho en mayo 20, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: